Beatriz Herranz

Beatriz Herranz
Beatriz Herranz

Beatriz Herranz

¡Hola!

Soy Beatriz Herranz, tengo 33 años y me doctoré en 2013 en Narrativa Audiovisual después de Licenciarme en Comunicación ya que una de mis pasiones es el cine. Otra de ellas es la política y desde la universidad he estado ligada al movimiento estudiantil, al movimiento feminista y posteriormente me impliqué en la lucha vecinal.

El 15M permitió a gran parte de la población acercarse a la política y desde que el espíritu del “sí se puede” facilitó el empoderamiento popular, decidí dar un paso más en mi militancia política y pasar de los movimientos sociales a Podemos.

Participé en las elecciones municipales de 2015 ayudando a candidaturas de unidad popular desde el área de comunicación. Posteriormente he estado implicada en el resto de procesos electorales trabajando para llevar el cambio a todos los rincones de nuestro país. Y así, durante este tiempo, he podido poner en práctica una frase de Ángela Davis: “no estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar”.

Motivación

He decidido presentar mi candidatura al Consejo Ciudadano de Podemos Madrid porque considero que lo mejor para cambiar las cosas es hacerlo desde nuestro entorno más cercano: trabajando en los barrios, politizando lo cotidiano para conseguir una sociedad más crítica que responda activamente ante las demandas sociales que surjan.

Nuestra sociedad no sólo necesita un cambio que responda a las demandas sociales o económicas, sino que también debe responder a las demandas de los millones de mujeres que alzamos la voz contra una sociedad que no sólo no nos escucha, sino que además nos olvida, nos invisibiliza, nos desprecia y nos minusvalora. No hay duda de que el movimiento feminista es uno de los movimientos sociales con más posibilidades para cambiar las cosas dada su transversalidad: afecta a todas las clases sociales y contiene todas las demandas.

Con la llegada de Ahora Madrid al Ayuntamiento hemos visto como la lucha por los derechos de las mujeres ha ido ganando terreno, y como el liderazgo de Manuela Carmena ha permitido poner en el centro de la política la vida de las personas. Este viraje en el planteamiento de las políticas públicas está permitiendo demostrar que la introducción de la perspectiva de género en la política nos permite crecer más como sociedad. Por todo esto tenemos que seguir construyendo un proyecto de cambio donde las mujeres tengamos voz propia y capacidad de acción. Porque sin feminismo, otro mundo no es posible.