COMING OUT, MADRID!

COMING OUT, MADRID!
COMING OUT, MADRID!

COMING OUT, MADRID!

Por Mario Erre, responsable de LGTBI de Podemos Madrid.

Otra de esas celebraciones nacidas en la tierra del Tío Sam y que poco a poco han ido instaurándose primero en su maltratado “patio trasero”, América Latina, y después en la “vieja Europa” es el “National Coming Out Day” el día para la “salida del armario”, que se celebró por vez primera hace exactamente hace cuatro décadas con motivo de una marcha sobre Washington por los derechos de gais y lesbianas y que a día de hoy, quizá por el empacho de “días internacionales de” pasa con mas pena que gloria en el calendario activista ibérico pese a lo que representa en la vida de una persona LGTBI+ esta acción, salir del “armario”, tanto si la lleva a cabo como si no.

Hace ya muchísimos años que la ciudad de Madrid decidió cargarse la puerta del armario desde dentro, a pesar de estar su llave bajo la peligrosa custodia de gentes, gentuzas y gentecillas como Álvarez del Manzano, Botella, Gallardón o aquel infausto Matanzo, quien fuera entre 1991 y 1995 concejal-presidente del distrito Centro, distrito “transmaribollo” donde los haya desde tiempos inmemoriales. Tan terrorífico fue aquel hombre que el propio alcalde Álvarez del Manzano se negó a volver a incluirlo en su lista electoral por parecerle “facha”.

Pues bien, aun enfrentándonos a semejante elenco, las y los madrileños supimos reírnos en sus narices y crear el mayor y mas renombrado Orgullo de Europa, y, si me apuran, casi se podría decir que del mundo. Un Orgullo del que todas, todes y todos en esta ciudad estamos mas que orgullosos seamos o no personas ´diversas´. Un orgullo ciudadano este nuestro Orgullo internacionalmente castizo y por ello premiado dos veces con la capitalidad arcoiris: la europea en 2007 y la mundial en 2017.

Nada de esto hubiera sido posible sin el empuje y la valentía de tantas y tantos madrileños que no se conformaron con lo impuesto y le dieron una alegre y pacífica patada a la cerradura del armario y a la boca de quienes en él trataron de encerrarles, dando toda una lección de ciudadanía y de como, cuando quiere “el pueblo es quien mas ordena”, como decía aquel hermoso himno a la libertad compuesto por el portugués José Afonso (“Grándola, Vila Morena”) y que sirvió de banda sonora a otro despertar épico: la Revolución de los Claveles lusa.
Celebremos, pues, dentro y fuera de Madrid la rebeldía de salir del armario y ser quien una y uno desea ser. No hay nada mas duro de llevar que una cadena al cuello, pero nada es mas fácil de romper que el odio ignorante que alimenta la llave cierra esa cadena.

Frente al odio ignorante salgamos a las calles con amor diverso y ciudadano. Así los derrotamos y así lo seguiremos haciendo siempre.

Comparte: