El Ayuntamiento de Madrid comienza 2020 con unos presupuestos engañosos e injustos

El Ayuntamiento de Madrid comienza 2020 con unos presupuestos engañosos e injustos
El Ayuntamiento de Madrid comienza 2020 con unos presupuestos engañosos e injustos

El Ayuntamiento de Madrid comienza 2020 con unos presupuestos engañosos e injustos

Área de servicios públicos de Podemos Madrid

Hoy, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid, con los votos a favor de PP y Ciudadanos, la abstención de Vox y la ausencia de la oposición. El presupuesto aprobado para 2020 contiene claros guiños a VOX. Es un presupuesto engañoso pues ha cambiado el criterio para calcular los ingresos que venía obligado por hacienda desde el gobierno de la alcaldesa Ana Botella en 2013 y que se hacía en base a la recaudación real del ejercicio anterior y no como ahora donde el actual gobierno municipal lo realiza usando proyecciones de ingresos del año siguiente. La realidad nos demuestra que no todos los ingresos presupuestados en un año son posteriormente ejecutados. No olvidemos que el uso de esta metodología, en el pasado, hipotecó la administración municipal madrileña.

Además, estos presupuestos son injustos pues vuelven a priorizar, como en anteriores mandatos del PP, la inversión en los distritos del norte en detrimento de los distritos del sur, donde se concentra la mayoría de la población madrileña, ampliando, así, la brecha de servicios entre ambas partes de la ciudad. Asimismo, son claramente insuficientes en áreas como Medio Ambiente o Cultura, Turismo y Deportes, en servicios públicos como la Empresa Municipal de Transportes, y la inversión en políticas de violencia de género es insignificante.

El gobierno de la derecha presume de una bajada de impuestos pero ésta es una bajada regresiva pues le baja más a los que más tienen. Así baja el impuesto del IBI que discrimina en función de la riqueza pero a la vez sube los impuestos indirectos que repercuten por igual en toda la ciudadanía madrileña.

Los madrileños y madrileñas necesitamos unos presupuestos reales, con más inversión social y medioambiental y con perspectiva de género, que vayan encaminados a reequilibrar los distintos barrios de la ciudad en cuanto a servicios e infraestructuras y con una política impositiva progresiva para lograr una ciudad más sostenible y solidaria.


Comparte