Madrid como ejemplo de un gobierno alternativo de progreso para este país

Madrid como ejemplo de un gobierno alternativo de progreso para este país

Madrid como ejemplo de un gobierno alternativo de progreso para este país

La investidura fallida de Rajoy la pasada semana nos deja cierto sabor agridulce. Dulce, porque el PSOE se ha mantenido firme tal y como le pedíamos en su negativa a Rajoy y a un gobierno continuista del PP, pero agrio, porque no explicita su intención de formar una alternativa de progreso con nosotros para este país, que ponga primero las necesidades de la mayoría de la gente.

En las municipales del 2015 las candidaturas ciudadanas de unidad popular impulsadas por PODEMOS, propiciaron que vecinos y vecinas de muchas ciudades españolas recuperaran su ayuntamiento de las manos de unas élites corruptas que llevaban demasiado tiempo gobernando para unos pocos con los recursos que son de todos. Los “Ayuntamientos del Cambio” han traído aire fresco levantando alfombras, abriendo puertas y ventanas allí donde era más necesario. En el municipalismo, en la política local, cercana y más pegada a las realidades cotidianas de la gente.

Es paradigmático el caso de nuestra ciudad, Madrid, que llevaba 24 años gobernada por lo más rancio del PP, con iconos como Ana Botella o Esperanza Aguirre, que habían causado un perjuicio enorme a la credibilidad de la política de nuestro ayuntamiento y herido – casi de muerte – nuestra dimensión como ciudad solidaria con medidas tan viles como la venta de vivienda pública a fondos buitre. Unas políticas a las que, durante 24 años, el PSOE no supo ni logró derrotar, y ha habido que esperar a esa ola de ilusión y movilización ciudadana de que la que fuimos parte fundamental, que supuso la candidatura de Ahora Madrid y Manuela Carmena. Ahora Madrid, un movimiento ciudadano participado por PODEMOS Madrid, por organizaciones, plataformas y asociaciones municipalistas, así como por personas independientes, puso fin a una etapa del PP en Madrid que representó el despilfarro, la corrupción, la vulneración de derechos y el retroceso de la democracia participativa.

El primer año de gobierno de Ahora Madrid ha supuesto un viraje de 180 grados en la política municipal de Madrid. No se despilfarra lo que es de todos y se reduce en 1.000 millones de euros la deuda municipal; se baja el IBI a las familias; se reduce la desigualdad entre distritos; se apuesta por un urbanismo sostenible y posible para el norte de Madrid; se hacen presupuestos participativos en los barrios como en París o Nueva York.

Tenemos la esperanza de que lo que hemos logrado en Madrid, que es la ciudad más poblada de España y una de las capitales más importantes de Europa, sea posible también para nuestro país. Desde PODEMOS Madrid le pedimos a Pedro Sánchez que lo intente, que los números dan para un gobierno de cambio y progreso partiendo de un acuerdo entre el PSOE y nosotros. Si lo logramos, se pueden hacer muchas cosas para mejorar la vida de la gente, y el ejemplo de ello es Madrid. Esperamos al PSOE, con la mano tendida y en la otra un programa con medidas de progreso para poner por delante a la gente de este país. Como en Madrid.

 

PODEMOS Madrid


Comparte