Podemos Madrid y Elite Taxi Madrid denuncian que la ordenanza de Almeida ‘uberiza’ Madrid, facilitando los negocios de movilidad privada en detrimento del transporte público

Podemos Madrid y Elite Taxi Madrid denuncian que la ordenanza de Almeida ‘uberiza’ Madrid, facilitando los negocios de movilidad privada en detrimento del transporte público
Podemos Madrid y Elite Taxi Madrid denuncian que la ordenanza de Almeida ‘uberiza’ Madrid, facilitando los negocios de movilidad privada en detrimento del transporte público

Podemos Madrid y Elite Taxi Madrid denuncian que la ordenanza de Almeida ‘uberiza’ Madrid, facilitando los negocios de movilidad privada en detrimento del transporte público

Madrid, 7 de septimebre

Podemos Madrid y Elite Taxi Madrid se reunieron ayer, lunes, 6 de septiembre, para analizar las consecuencias de la nueva ordenanza de movilidad de Almeida, tanto para el sector del Taxi, como para el conjunto de la ciudadanía de Madrid. Ambas organizaciones coincidieron en el atraso que supone una ordenanza que no pretende mejorar la ciudad sino solo salvar un expediente, y evitar la multa europea, tras haber intentado acabar con la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) del centro de la capital, Madrid Central.

Desde Elite Taxi Madrid señalan que la ordenanza de Almeida es un mero brindis al sol, ya que no establece medidas restrictivas serias para evitar la entrada y circulación de vehículos en la ZBEDEP y, por tanto, es lesiva para la salud y el medio ambiente.

Por su parte, desde Podemos Madrid afirman que el Taxi es un servicio público que no puede estar sujeto a la ley de la selva del libre mercado, porque esto genera inseguridad al usuario, falta de transparencia en los precios y empeora la movilidad sostenible de la ciudad.

En Madrid, hay más de 7.500 Vehículos de Turismo con Conductor (VTC), de los cuales solo el 27,8% son ECO. La ordenanza que el alcalde pretende aprobar el 10 de septiembre, establece que estos vehículos, los ECO y los no ECO, podrán entrar en la ZBE siempre que tengan un servicio previo contratado. Esto supone la entrada de miles de vehículos contaminantes en el centro de Madrid, ya que tras la sentencia del Tribunal Supremo que dejaba sin efecto la página web de control de las VTC del Ministerio de Fomento, por considerar que los datos que había que aportar eran innecesarios y vulneraban la LOPD, no existe forma de verificar si hay o no servicio pre contratado.

Además, la nueva ordenanza tampoco prevé que los VTC tengan que estar estacionados en su base mientras esperan un servicio. Esto unido a la flexibilización de las restricciones de Madrid Central a la entrada de vehículos en las ZBEDEP, que Almeida introduce en la nueva ordenanza, hace que el número de vehículos en circulación en la almendra central se incremente, hasta 50.000 vehículos más.

Tanto la formación madrileña como Elite Taxi Madrid coinciden en que todo lo anterior es consecuencia de la falta de regulación del sector de los VTC. La nueva ordenanza intenta equiparar ambos servicios, siguiendo la senda marcada por la desregularización, y facilita los negocios de movilidad privada en detrimento del transporte público.

Luis Nieto, portavoz de Podemos Madrid, durante la reunión destacó la necesidad de que “Madrid apueste firmemente por el transporte público en la ciudad, frente a la uberización de la movilidad”, como una de las principales herramientas “para mejorar la calidad del aire y seguir la senda marcada por ciudades europeas como Barcelona o París hacia una movilidad sostenible que haga de las ciudades lugares donde vivir y no un lugar del que hacer negocio”.

Elena Sevillano, coordinadora de Sociedad Civil de Podemos Madrid, aseveró que “la ordenanza de movilidad ahonda en la introducción de los negocios privados de movilidad en detrimento del servicio público del taxi, acorde a la visión del Partido Popular que ve Madrid como una ciudad para los negocios, considerando a la ciudadanía meros clientes.”

Javier Fernández Valero, presidente de Élite Taxi Madrid, señaló que “las demandas que plantea el sector del Taxi son una garantía para la ciudadanía y para mantener servicios públicos de calidad”. Mejorar las reservas de Taxi y la visibilidad de las paradas de Taxi, así como regular los servicios de transporte con conductor para evitar que la uberización de un servicio público, mejora nuestra movilidad y hace más vivible nuestra ciudad.


Comparte